La cocina en G
Consejos y trucos

¿También sueña con tener su propia isla?

Un pequeño compendio sobre formas de cocinas

La cocina perfecta no sólo tiene que ser bonita, sino que tiene que ofrecer también las mejores condiciones para trabajar. Lo ideal es que las zonas funcionales para cocinar, lavar y almacenar estén planificadas en forma de triángulo. La regla general para la distancia entre las zonas es el doble de la longitud del brazo.

 

El aspecto exacto del triángulo en el caso concreto y la posibilidad de realizarlo dependen de las condiciones del espacio. Una cocina bien planificada también tiene en cuenta las necesidades de los usuarios, sus hábitos culinarios y de vida, y el espacio de almacenamiento que necesitan. El objetivo es aprovechar al máximo el espacio disponible y, a ser posible, darle un aspecto acogedor. Para ello existen diferentes formas de cocinas.

La cocina lineal

Una cocina sencilla en línea recta es ideal para los hogares con una sola persona y las estancias pequeñas y estrechas. Tiene que tener un mínimo de tres metros de longitud para dar cabida a todas las funciones importantes. Para obtener el máximo espacio de almacenamiento posible, es necesario prever también armarios altos y de pared. Un pequeño consejo adicional: ¡aproveche también la zona del zócalo! Hay cajones y extraíbles especialmente creados a tal propósito. La cocina lineal es, en comparación, la opción más económica para crear una cocina funcional y sencilla. Sin embargo, también ofrece una superficie relativamente pequeña y el espacio para trabajar es limitado. En consecuencia, es aún más importante definir bien los requisitos que debe cumplir como mínimo.

La cocina lineal

Cocinas paralelas

Si se dispone de al menos 8 metros cuadrados, ya es más confortable. En este caso, se puede planificar una segunda línea. La distancia entre los armarios opuestos debe ser de al menos 120 centímetros. De este modo se garantiza que se puedan abrir cómodamente los cajones y las puertas sin que se interpongan entre sí. En las cocinas paralelas, es mejor planificar los armarios de pared o los armarios altos en un solo lado. De lo contrario, el conjunto puede parecer demasiado voluminoso.

Cocinas paralelas

La cocina en L

Como alternativa, y donde sea apropiado, los armarios también pueden disponerse usando una esquina. La ventaja de una cocina en L de este tipo: cabe en casi cualquier habitación de tamaño medio y es idónea para el triángulo de trabajo. En los espacios abiertos, la forma en L puede adoptar la función de elemento separador de las diferentes áreas, si uno de los lados queda libre. Si se dispone de al menos 12 metros cuadrados, también puede integrarse fácilmente una zona para comer. En cualquier caso, es importante no desperdiciar el espacio de la esquina. Dependiendo de la ubicación de las conexiones se puede pensar en un fregadero adecuado. También puede elegir un mueble que aproveche el ángulo de forma eficiente y ergonómica, por ejemplo, el Le Mans. Por cierto, esto también se aplica a las siguientes cocinas en forma de U o G.

La cocina en L

La cocina en U

La forma de U es ideal para habitaciones cuadradas con una superficie de más de 10 metros cuadrados. Es idónea para trabajar de forma ergonómica y con distancias cortas. Para ello, deberá preverse un espacio de al menos 120 centímetros entre las líneas situadas una en frete de la otra. En otras palabras, la anchura mínima de la habitación tiene que ser de al menos 2,40 metros, siendo mejor tres metros. Por lo demás, hay muchas opciones de diseño. En los espacios abiertos, una U puede servir para planificar una amplia cocina comedor, por ejemplo. El elemento libre puede convertirse en zona de comer o en una barra. Este tipo de diseño tiene un aspecto autónomo, como si fuese una habitación dentro de otra, y al mismo tiempo es acogedora y comunicativa. Nuestro consejo para más confort: la forma de U ofrece mucho espacio de almacenamiento con numerosos muebles bajos. Por lo tanto, los armarios altos deberían planificarse como máximo en un lado. Además, conviene tener un poco más de mesura con los armarios de pared, para no "sobrecargar" el diseño. Sobre todo en los espacios abiertos, son importantes las transiciones armoniosas, por ejemplo, utilizando vitrinas iluminadas o estanterías.

La cocina en U

La cocina en G

Una forma especial de la cocina en U es la G, ya que aquí se añade otra mini línea en el interior, ideal para una zona de comer, por ejemplo. Una cocina en forma de G necesita mucho espacio y es ideal para las cocinas familiares, así como para cocinar juntos en espacios grandes y preferiblemente abiertos. Condición previa, como también en el caso de la U: tiene que haber suficiente espacio de paredes libres sin puertas.

La cocina en G

Islas

Con al menos 15 metros cuadrados, las islas son las que requieren el mayor espacio. Necesitan al menos 80 centímetros alrededor para ofrecer la libertad de movimiento necesaria. Si los armarios están conectados a una pared a modo de "península", se requiere algo menos de espacio. En las grandes cocinas de diseño abierto, las islas son un elemento que atrae la atención tanto por su belleza como por su funcionalidad. Pueden combinarse con otras formas de cocinas, por ejemplo, de una sola línea. En este caso se necesitará también una distancia mínima de 120 centímetros. Al igual que con los elementos independientes de una cocina en U o en G, se aplica lo siguiente: si, por ejemplo, desea colocar la placa de cocción en la isla -lo cual es muy comunicativo- las conexiones correspondientes se deberán planificar o reubicar en consecuencia. Piense también en el extractor, por ejemplo, un extractor de encimera y no se olvide de la iluminación.

Islas

¡Esperamos que disfrute mucho diseñando su cocina!