Cuidado del producto

Láminas aumentan la seguridad durante el transporte y hacen posible, de esta
forma, una protección eficaz de nuestras superficies de alta calidad. Si, en algún
caso, quedaran residuos de pegamento después de quitarlas, éstos se podrán
eliminar fácilmente con un poco de solución alcohólica y un paño suave.
Por favor, no utilice para ello sustancias químicas agresivas.

Las superficies de alta calidad de una cocina Nolte son muy fáciles de cuidar.No obstante, para conservar el gran valor de su cocina durante los años, la debería cuidar periódica, y, ante todo, adecuadamente. Por favor, lea estas instrucciones de conservación, ya que merece la pena.

Ya se trate de una cocina de material sintético o de una cocina de madera auténtica, en cualquier caso hay productos de limpieza que nunca deberá utilizar; entre éstos contarán los agentes líquidos agresivos y productos abrasivos.
Los productos de pulir, ceras y disolventes tampoco son adecuados para limpiar las superficies de la cocina, ocasionando más perjuicios que beneficios. Por favor,
no utilice limpiadores a vapor

En general significa:
Nuestros muebles de cocina consisten en primer lugar en madera y derivados de madera, que a pesar del primoroso proceso de sellado tienen que seguir siendo protegidos contra el agua y vapores de agua.

Clima ambiental
Todos los materiales empleados en la cocina fueron diseñados para la aplicación en un clima ambiental regulado y deberán ser sometidos, preferentemente, a una humedad ambiental relativa de 45 %-70 % (con 18 a 22 grados).
Mínimas deformaciones o alabeados son señal de un desvío de los valores climáticos óptimos del ambiente (p. ej., una calefacción excesiva o insuficiente) y no constituirán un vicio de material. Estas deformaciones típicas de la madera
dependen de las fluctuaciones de la temperatura y humedad ambiental en el correspondiente entorno.

Olores típicos del material
Casi todo lo que es nuevo tiene su propio olor. Es especialmente característico de muebles y lacas. También los muebles de nuestro programa de laca genuina de alta calidad cuentan con esta característica, que al mismo tiempo
revela la autenticidad de los frentes de laca. Recién cuando se retiran las láminas de protección, colocadas por nosotros, después del montaje de la cocina empieza el proceso de ventilación. Dependiendo de las condiciones
climáticas del recinto o de la frecuencia con la que se abre un armario se va desvaneciendo la percepción de estos olores. (Ver también nuestra próxima observación)

Limpieza de los armarios

Limpieza de los armarios
Para limpiar los armarios, estantes y cajones / gavetas debería utilizar un paño ligeramente humedecido en combinación cun detergente doméstico líquido / limpiador de vidrio. ¡Una vez limpiados los muebles de cocina, séquense siempre con un paño suave! El uso de paños excesivamente
mojados podrá provocar la penetración de agua en las juntas y el hinchamiento de los muebles. Tenga cuidado de que el burlete sea limpiado ocasionalmente.
Esto reduce la acumulación de polvo en el interior de los armarios. Por lo cual la ormación de una traza alrededor de la junta es absolutamente normal, ya que ésta actúa como una barrera. Por eso recomendamos abrir periódicamente
los armarios y cuidar que se haga una ventilación intensiva en
el interior de la cocina, para eliminar olores en los armarios originados por vapores y residuos durante la preparación de comidas

¡Agentes abrasivos, resp., cualquier
tipo de disolvente nitro o para resina
sintética o limpiadores similares no
son apropiados para la limpieza!

 

Limpiar bien los tiradores

Prescinda, al limpiar sus tiradores de muebles, de sustancias contentivas de disolventes o que sean perjudiciales para el aluminio, así como de limpiadores
de vinagre y productos que contengan acero, ya que éstos podrán producir manchas ineliminables. Caso que usted use limpiadores sin información alguna, pruébelos, por favor, por propia cuenta y riesgo, con cuidado, en un lugar limitado normalmente no visible.

Frentes de madera, macizos o chapados

La madera es un material vivo con variaciones naturales en cuanto a color y textura. La luz y el sol pueden teñir la madera, lo cual será un efecto absolutamente normal. No constituirán, por tanto, ningún motivo de reclamación. Frentes de madera maciza son fáciles de cuidar. Las superficies
llevan múltiples capas de laca de alta calidad. La limpieza la debería llevar a cabo con un paño ligeramente humedecido. Para ello, frote siempre en el sentido del veteado para extraer la suciedad de los poros. Para que en los perfiles, esquinas y bordes no queden residuos de humedad, debería secar el
frente finalmente con un paño. La suciedad no deberá resecarse y se quitará enseguida. Evite, también aquí, el uso de paños excesivamente mojados.


La madera no debe someterse a un ambiente excesivamente húmedo o seco. De lo contrario, se deforma, es decir, se hincha o contrae, a pesar de la capa de laca escrupulosamente aplicada. Será, por eso, importante conectar el extractor y / o ventilar bien a la hora de cocinar.

Una vez finalizado el proceso de cocción, será imprescindible secar y limpiar bien las partes humedecidas de los muebles, para evitar posibles hinchamientos posteriores.

Frentes mates


Los frentes mates se pueden limpiar con los productos habituales de limpieza doméstica. Idealmente debe utilizarse un paño suave, agua templada y algo de detergente. ¡No utilice productos de limpieza abrasivos ni esponjas duras!
Las manchas persistentes como las procedentes de la grasa, pintura o restos de pegamento se eliminan con un limpiador convencional para materiales sintéticos en caso necesario. Antes del primer empleo de dichos agentes será
recomendable probarlos en un lugar no visible. ¡No utilice limpiadores con disolventes ni limpiadores a vapor!

 

Frentes de alto brillo


Por favor, tenga en cuenta que los frentes lacados y de alto brillo no se pueden limpiar en seco. El empleo de utensilios de limpieza abrasivos (paños de microfibra, estropajos etc.) pueden producir rayas en mayor medida,
lo cual no constituirá un motivo de reclamación. Los rasguños detectables a la luz del sol y de focos halógenos se deberán al efecto del alto brillo y no constituirán un defecto de superficie.

Utilice, por ello, una gamuza limpia y húm-eda que limpie con delicadeza y que sirva también para secar finalmente la superficie.

Frentes de cristal

Por favor, evite, tal como lo suele hacer con cualquier otro objeto de cristal, los impactos duros en los frentes al manejar vajilla o utensilios de cocina pesados, ya que el cristal roto puede provocar lesiones y tendrá que ser sustituido.
La mejor manera de limpiar los frentes de cristal será con los detergentes convencionales de uso doméstico o con un limpiador de cristal (como, p. ej., para los espejos). Rocíe la superficie de cristal como de costumbre, pasando un
paño suave después. Procure que no penetren sustancias agresivas o líquidos a presión en el taladro del tirador, ya que esto podrá ocasionar desperfectos en el sistema de herrajes del tirador. (No utilice limpiadores pulidores, esponjas
duras, detergentes con disolventes ni vaporetas.)

Electrodomésticos

integrables Sistema de fácil limpieza, activ Clean, filtro de carbón activo, pirólisis, catálisis, etc., hay un sinfín de términos técnicos cuya explicación excedería nuestro espacio. Por eso, le recomendamos lea y observe rigurosamente las instrucciones de manejo y conservación de los fabricantes de los electrodomésticos.

Vapor y calor

Para preservar sus muebles del vapor y calor, la empresa Nolte Küchen ofrece varias coberturas de protección montadas ya en fábrica o instaladas por el montador.
¡No deje que el vapor y calor de electrodomésticos pequeños, como microondas, cafeteras automáticas, hervidoras
de agua o cuecehuevos ejerzan su efecto directamente sobre los muebles! El vapor provoca el hinchamiento de los muebles.

Encimeras

Superficies: Todas las encimeras son productos de fabricantes de gran prestigio dotadas de una resistente superficie de estratificado. No obstante, ésta no se debería utilizar directamente como base para cortar, ya que los cuchillos producen desperfectos permanentes. Vajilla de gres, objetos pesados y puntiagudos pueden dejar huellas al desplazarlos, sin que ello sea achacable a un vicio de material. Además, y a pesar de rigurosísimas normas de calidad, los
acabados muy oscuros o muy claros serán más propensos que los demás acabados a presentar huellas de uso, en función de su solicitación.

Limpieza: Para la limpieza de las encimeras recomendamos se usen siempre paños humedecidos y suaves sin elementos abrasivos. Para limpiar suciedad más resistente se podrá añadir lavavajillas o, en casos particulares, jabón duro. También puede que sean convenientes procedimientos a base de un ablandamiento en remojo. En el caso de texturas palpables, se deberá limpiar en sentido paralelo a éstas. Procedimientos especiales los encontrará en nuestra página web en el capítulo Conservación de encimeras

Calor: Se deberá evitar trasladar batería de cocina caliente directamente del fogón a la encimera. Por favor, utilice una base adecuada ya que el calor repentino de la olla deteriorará la superficie de la encimera de forma irreparable.

Agua: Debido a las juntas, las encimeras han de protegerse del agua estancada. Sugerencia: Agua con lavavajillas tiene una mayor capacidad de fluencia que el agua normal. Para evitar hinchamientos, recomendamos se seque el agua acharcada, especialmente en la zona de las juntas.

Canto delantero de madera auténtica: Si su encimera está dotada de un canto delantero de madera maciza quisiéramos remitir al cuidado usual para la madera auténtica. Evite fuertes solicitaciones, como los golpes con batería y utensilios de cocina en el canto blando de madera. Daños visibles se tendrán que eliminar a base de las medidas apropiadas (p. ej., capa de pintura adicional, reparación)

Fregaderos integrados y placas de cocción


Fregaderos, placas de cocción encastrables, así como cualquier otro artículo no mencionado de acero inoxidable los puede cuidar con una esponja o un paño de vellón, aplicando detergente lavavajillas o uno de los productos
especiales conocidos (limpiador de acero inoxidable, pulidor de metales).

¡No utilice agentes abrasivos! Óxido superficial (partículas de hierro óxidado, como, p. ej., virutas de hierro después de una instalación de tuberías
de agua) se debería quitar inmediatamente con un limpiador de acero inoxidable convencional.

Para los fregaderos de otros materiales, como la porcelana, el material sintético, la cerámica acrílica, así como los fregaderos de acero inoxidable, utilícense detergentes lavavajillas o limpiadores suaves. ¡Detergentes abrasivos son perjudiciales!